Recetas de Quesadillas

Todas las recetas de quesadillas

Quesadilla de mantequilla de cacahuete y plátano

¿Una quesadilla dulce? ¿Por qué no? Me encantan los postres que son individuales y se pueden coger con la mano sin mancharte. De esta manera no hay sobras, no como cuando haces una tarta grande, que luego puedes pasarte varios días comiendo de ella, aunque no te apetezca, simplemente por no tirarla.

También me encantan las quesadillas, con su masa crujiente y su interior pegajoso. Por eso he combinado las 2 cosas y he hecho unas quesadillas de mantequilla de cacahuete con trozos de plátano y chips de chocolate.

Quesadilla de mantequilla de cacahuete y plátano

Añadí los chips de chocolate porque me habían sobrado anteriormente, y además el chocolate y el plátano se llevan muy bien, pero también podéis utilizar otros ingredientes, como un chorrito de miel, copos de avena, coco... Oooh, ¡la próxima vez le voy a añadir una pizca de canela!

La mayoría de los ingredientes que vamos a utilizar en esta receta suelen estar en nuestra cocina habitualmente. Siempre se tiene un plátano en el frutero que termina poniéndose pocho. Pues ya tienes una receta deliciosa y rapidísima para darle salida.

INGREDIENTES PARA 4 QUESADILLAS

  • 4 tortillas de trigo grandes
  • 8 cucharadas de mantequilla de cacahuete suave
  • 2 plátanos medianos
  • 4 cucharadas de chips de chocolate

ELABORACIÓN DE LA QUESADILLA DE MANTEQUILLA DE CACAHUETE Y PLÁTANO

Esparcimos 2 cucharadas de mantequilla de cacahuete por toda superficie de la tortilla, sin que llegue al borde para que no se salga demasiado.

Pelamos los plátanos y los cortamos en rodajas muy finas, los disponemos en una mitad de la tortilla, vamos a utilizar por lo menos medio plátano para cada tortilla.

Añadimos 1 cucharada de chips de chocolate encima de los plátanos y luego doblamos la tortilla por la mitad.

Colocamos una sartén grande a calentar a fuego fuerte, sin nada de aceite, y cuando esté caliente ponemos la tortilla por una cara. La dejamos que se caliente a fuego medio hasta que la tortilla se dore y el chocolate empieza a derretirse.

Después le damos la vuelta por el otro lado para que se dore también. Hacemos lo mismo con las restantes tortillas hasta acabar con todos los ingredientes.

He usado la mantequilla de cacahuete suave, porque me parece que se extiende más fácilmente que la crunchy, y sabe más a cacahuete.

He cortado el plátano muy fino. Esto es importante, pues de lo contrario la quesadilla no se mantendrá unida, y así el sabor del plátano no será tan intenso.

Si unas una sartén antiadherente, probablemente no necesitarás añadir aceite o spray antiadherente.

Para cortar en trozos la quesadilla utilizo un cortador de pizza, es lo mejor para que el relleno no se salga entero.