Recetas de Quesadillas

Todas las recetas de quesadillas

Quesadilla de pollo y bacon

Lo que me gusta de esta receta es que se puede personalizar tanto como tu quieras. Solamente te hace falta una tortilla mexicana, y a partir de ahí puedes hacer tus mezclas, con los ingredientes que más te gustan.

El único ingrediente que es imprescindible es el queso, no puede haber una quesadilla sin queso fundido, da igual la variedad que utilicéis.

Quesadilla de pollo y bacon

Yo suelo hacer quesadillas para mis cenas mexicanas, y las acompaño de nachos, burritos y tacos. Son platos super rápidos y fáciles de elaborar, en los que puedes mezclar ingredientes de todo tipo.

Justo el otro día, que había partido de fútbol e invitamos a unos amigos a casa, preparé esta receta de quesadillas. Le añadí unas tiras de pollo que me habían sobrado de la comida, unos trozos de bacon para darle sabor y unos champiñones que también me habían sobrado, y lo fundí con el queso cheddar.

Si es la primera vez que haces comida mexicana, te aconsejo que empieces por las quesadillas, da igual como o con que las hagas, siempre salen buenísimas. Esta es mi receta:

¿Qué ingredientes vamos a utilizar?

  • 1 tortilla mexicana grande
  • 2 lonchas de bacon cocido o ahumado
  • 40 gramos de pollo en tiras
  • 1 cucharada de champiñones laminados
  • 1-2 cucharaditas de aliño ranchero
  • Queso cheddar rallado al gusto
  • 1 cucharada de aceite de oliva

¿Cómo vamos a hacer la quesadilla de pollo y bacon?

Pues muy fácil. Empezamos preparando el pollo. Cortamos el pollo en tiras y lo doramos en una sartén con una cucharada de aceite. Reservamos. Si quieres también puedes dorar los champiñones también en la misma sartén.

Calentamos otra sartén engrasada con aceite a fuego medio. Cuando esté caliente, ponemos la tortilla mexicana encima. Ponemos una capa de queso encima, repartido uniformemente. Le agregamos encima las tiras de pollo, las tiras de bacon y los champiñones. Vertemos un poco de salsa encima y esperamos a que el queso se derrita.

Doblamos la tortilla mexicana por la mitad y le damos la vuelta para que se haga por el otro lado. Lo dejamos unos minutos hasta que se doren y la retiramos a un plato. Cortamos la tortilla en 3 trozos y servimos caliente.

Notas. La salsa que he utilizado es un aliño ranchero, lo podréis encontrar ya hecho en cualquier supermercado. Si no lo encontráis, podéis usar una salsa de yogur.

Si preferís utilizar otro tipo de queso, en vez de cheddar, está bien. Las tortillas mexicanas pueden ser de trigo o de maíz, en mi caso, suelo preferir las de trigo porqué me gusta más su sabor, pero si hay algún celiaco en casa, utilizad las de maíz, un cereal que no tiene gluten.